¿Sabes cómo respirar en Pilates?

Aprende a respirar gracias al Pilates

0 178

¿Alguna vez has pensado lo importante que es la respiración? Este sencillo acto es el primero que hacemos al nacer y aquello que nos permite mantenernos con vida. Por ello, aprender unas buenas técnicas respiratorias es algo fundamental para tener una buena salud. Con el objetivo de incrementar y mejorar tu capacidad respiratoria, además de mantenerte en forma, hoy queremos recomendarte que pruebes el Pilates. Gracias a esta técnica serás mucho más consciente de tu respiración, mejorarás tu estado físico y mental y, además, ganarás en vitalidad.

Técnicas para aprender a respirar en Pilates

Antes de darte un conjunto de técnicas que te ayuden a mejorar tu respiración gracias a esta técnica, desde Centro Cuidarte queremos recomendarte que no tengas miedo a sentir y notar tu respiración. Muchas personas piensan que el oír la respiración y sentirla, es sinónimo de algún tipo de problema respiratorio. Con el Pilates queremos potenciar nuestra capacidad respiratoria, por lo que el que notes tu respiración es sinónimo de que lo estás haciendo correctamente. ¿Empezamos a respirar mejor?

  1. De pie: empecemos con la postura más sencilla. Coloca tus piernas y pies de la forma en que más cómodo te sientas. Es importante que adoptes la posición más cómoda para ti, para que no notes ningún tipo de incomodidad que te distraiga del proceso respiratorio. Una de las mejores opciones es con las piernas separadas a la altura de los hombros, los pies ligeramente diagonales y las rodillas sin tensar. Empieza a sentir tu respiración. Carga tus pulmones lo máximo posible y expulsa el aire poco a poco. Un gran ejercicio para empezar. Cuando tengas dominado este ejercicio, puedes llevarlo a un nivel más. Para ello debes doblar ligeramente las rodillas y con los brazos hacer movimientos circulares frente a ti. Dibujar una gran circunferencia delante de ti te permitirá coger mucho más aire que con el ejercicio previo.
  1. Sentado: cuando acabes con los ejercicios anteriores, es momento de sentarse y practicar otros. En el Pilates es fundamental mantener en todos los ejercicios una posición erguida, pero es en los ejercicios que realices en esta posición, donde tienes que tener una mayor precaución. Una mala posición te puede causar problemas de espalda y generarte dolorosas molestias, por ello antes de empezar los ejercicios es fundamental que compruebes que tu espalda está totalmente recta. Ahora solo tienes que cruzar las piernas y poner tus manos sobre tu vientre. Con estos ejercicios empezarás a notar tu respiración también físicamente. Siente como tu estómago se llena de aire y se vacía poco a poco. Una buena opción es el dibujar círculos frente a ti, tal y como hacías cuando estabas de pie. Ten precaución, no debes hacer movimientos bruscos ni forzados. ¡Cuidado con la espalda!
  1. Tumbado bocarriba: antes de empezar a realizar respiraciones en esta posición, debes encontrar una pequeña colchoneta para evitar daños en tu espalda. Hacerlo directamente en el suelo resulta muy incómodo y evita que te puedas concentrar y realizar la respiración sobre una cama no permite mantener una posición recta. Túmbate completamente extendido sobre tu espalda con los brazos extendidos y empieza a respirar. Una vez hayas cogido el ritmo coloca tus manos sobre el vientre y mantenlas ahí durante 10 ciclos respiratorios. Posteriormente, sube tus manos hasta tu caja torácica y siente tu respiración otros 10 ciclos. Puedes ir alternando los ejercicios o colocar cada una de tus manos en una parte diferente de tu cuerpo. De esta forma notarás la diferencia y serás más consciente de tu respiración.
  1. Tumbado bocabajo: esta es la posición más difícil, puesto que todo tu cuerpo estará presionado por tu peso. Empieza a respirar tratando de llenar cada vez más tus pulmones. Si en un principio te resulta difícil puedes abrir tus brazos para facilitar la entrada de aire.

La respiración es esa acción fundamental para nuestra vida que muchas veces no tenemos en cuenta. Aprender a respirar bien es una pequeña acción que te ayudará a sentirte mejor, más sano y vital. ¿Por qué no empiezas a utilizar el Pilates para respirar más y mejor?

carlos_mora@creativospracticos.es'
Carlos_Mora

View all contributions by Carlos_Mora

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *